COMO TOMAR CHÍA PARA BAJAR DE PESO

La diminuta semilla de chía es usada en múltiples dietas. Sus propiedades están avaladas por la ciencia: según un informe realizado por el “British Journal of Nutrition”, la chía sí ayuda a bajar de peso. Sin embargo, su consumo debe ser controlado y no debe pasar nunca de una cucharada al día. Las semillas de chía tienen una excelente capacidad para acelerar el metabolismo.

De este modo, logran quemar grasas situadas en zonas que son difíciles de moldear como la cintura y el abdomen. La chía es una semilla con múltiples beneficios. Si no sabes qué cantidad debes consumir o cómo prepararla, te compartimos una receta súper fácil y deliciosa.

La chía es un alimento con múltiples beneficios, la chía es un alimento con múltiples beneficios y un aliado excelente para adelgazar. Sin embargo, muchas personas desconocen cómo consumir esta semilla y agregarla a su dieta diaria.

¿Cuánta chía debes consumir?
Ya sabes que todo en exceso es malo, en el caso puntual de la chía es una semilla con mucha fibra por lo que hay una cantidad recomendada.

Se aconseja 25 gramos que equivale dos cucharadas soperas al día. Si es la primera vez que consumes este alimento, se sugiere empezar por una cucharadita al día, luego puedes incrementar cada 2 o 3 días hasta que alcances a las cucharadas de sopa.

¿Por qué la chía ayuda a bajar de peso?
Esta poderosa semilla te da saciedad, por lo que ayuda a evitar caer en antojitos entre comidas y te permitirá reducir el tamaño de tus platos.

¿Cómo consumir la chía?
Tienes varias opciones, pues es un alimento versátil y lo mejor es consumirlo en tu desayuno, por eso, ahora te compartiremos una receta fácil, deliciosa y económica:

Receta de chía para el desayuno

Ingredientes:

  • 1/2 taza de leche (la que prefieras, pero sería mejor una baja en grasas)
  • 1/4 de taza de agua
  • 1 cucharada de chía
  • Canela en polvo
  • Chorrito de vainilla
  • Un poquito de azúcar o miel
  • Fruta (puede ser fresa, piña o la que gustes)

Preparación:

mezcla la leche, el agua, la canela, la esencia de vainilla y el azúcar o miel. Después, echa la chía. Revuelve bien y déjalo en la refrigeradora al menos 2 horas. Finalmente, acompaña la mezcla con la fruta.

Otros beneficios de las semillas de chía
Según un estudio, las semillas de chía son casi dos veces más altas en antioxidantes de lo que se pensaba anteriormente. Los antioxidantes ayudan a prevenir el daño celular causado por los radicales libres en el cuerpo.

Otro de los beneficios es que no tienen gluten, por lo que son una fuente genial de proteínas para personas celiacas.

Las semillas de chía no contienen muchas vitaminas, pero son una gran fuente de calcio., esencial para tener los huesos y dientes fuertes y una función metabólica saludable.

Las semillas de chía son además ricas en calcio, fósforo, magnesio, zinc y cobre.

Cómo y cuánto tomarlas
Lo ideal es tomar de dos a tres cucharas al día, mezcladas con agua o con ensaladas, batidos, yogures o pan casero. No tienen sabor y su textura es agradable, por lo que en realidad pegan como cualquier aderezo.

Y esto es todo, lector. En los próximos días te hablaremos del salvado de avena, también muy bueno para adelgazar. Y, como siempre, ante cualquier duda o si tomas alguna medicación, consulta antes a tu médico.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *