DOLOR EN LOS TALONES: REMEDIOS CASEROS PARA CALMARLOS

Los espolones óseos no son mas que calcificaciones que se forman en el talón, generalmente como resultado de una fascitis plantar crónica. En el tratamiento y prevención de estas enfermedades es de gran importancia el examen de las huellas y el uso de plantillas. ¿Sientes dolor cuando apoyas el talón en el suelo? ¿Un golpe fuerte, como pisar una piedra pequeña o un clavo? Si la respuesta es sí, puedes tener uno.

Aquí te traigo unos remedios caseros que pueden ser de mucha ayuda cuando se tiene uno:

Bicarbonato de sodio: 

si tiene dolor en el talón causado por un hueso, este ingrediente puede ayudar a aliviar el dolor. Para ello, haz una pasta de agua y polvo de hornear.

Luego se aplica en el talón afectado y se coloca una gasa en el lugar para un tratamiento efectivo. Haga esto dos veces por semana para sentirse más cómodo.

Aceite de coco:

este aceite esencial natural tiene muchas propiedades que se utilizan principalmente para calmar y aliviar el dolor.

Para tratar la zona del talón, utilice una técnica sencilla de masaje con movimientos circulares para permitir que el producto penetre en la piel. El mejor momento es después del baño.

Vinagre de sidra de manzana: 

sumerja un algodón en vinagre de sidra de manzana, colóquelo en el talón afectado y asegurelo con una venda o gasa.

La idea de esta terapia es reducir el dolor por la noche. Este proceso hay que hacerlo de forma continua para que empieces a sentir los cambios y desaparezcan las molestias.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *