FRUTA MARAVILLOSA PARA CURAR CUALQUIER INFECCIÓN 

Los arándanos (generalmente como jugo) se utilizaron para la prevención de las infecciones urinarias (IU). Los arándanos contienen una sustancia que puede impedir que las bacterias se adhieran a las paredes de la vejiga. Lo anterior puede ayudar a prevenir IU vesicales y otras. Esta revisión identificó 24 estudios (4473 participantes) que compararon los productos de arándano con el control o tratamientos alternativos. Hubo una tendencia pequeña hacia menos IU en los pacientes que tomaron el producto de arándano en comparación con el placebo o con ningún tratamiento, pero no fue un resultado significativo.

Muchos participantes de los ensayos dejaron de beber el jugo, lo que sugiere que podría no ser una intervención aceptable. El jugo de arándano no parece tener un beneficio significativo en la prevención de IU y puede ser inadmisible su consumo a largo plazo. Los productos de arándano (como comprimidos o cápsulas) fueron también inefectivos (aunque tuvieron el mismo efecto que tomar antibióticos), debido posiblemente a la ausencia de potencia del “principio activo”.

Los arándanos han formado parte de la dieta de los pueblos árticos y de las tribus indígenas americanas durante milenios gracias a la larga lista de beneficios para la salud. Estos frutos rojos o azules (depende de la variedad), además de en la gastronomía o en la dieta diaria. Son muy utilizados en fitoterapia, es decir para prevenir, curar o aliviar síntomas o enfermedades.

INGREDIENTES:

  • 3 cucharadas de avena instantánea o avena molida
  • Azúcar a gusto
  • 1 taza de leche de vaca o 200 ml de leche vegetal, el cual sea mas a tu gusto
  • 100 gramos de arándanos frescos o congelados
  • Hielo al gusto/opcional
  • Canela en polvo a gusto

PREPARACIÓN:

Agrega a la licuadora todos los ingredientes. Enciende la licuadora a potencia media y mezcla hasta que los arándanos queden completamente triturados.

Si no tienes licuadora puedes usar una batidora eléctrica.

Prueba el jugo de arándanos y, en caso de ser necesario, añade azúcar al gusto. Remueve nuevamente. Si el zumo ha quedado muy espeso para tu gusto, añade un poco más de agua y mezcla.

Después deberás colar el zumo en un colador fino, de este modo cualquier residuo de la fruta podrá eliminarse y tu jugo quedará mucho más líquido y delicioso.

Son frutos del bosque con un contenido muy bajo en azúcares y muy elevado en antioxidantes y vitaminas.
“100 gramos de parte comestible de arándanos tienen sólo 48 Kcal, el 83 % de su peso es agua, contiene 0,6 g de proteína, 3 g de fibra y 11,3 g de glúcidos, explica la nutricionista Marta Sanz.