MEJORES REMEDIOS PARA SACAR PIEDRAS DE LA VESÍCULA 

La limpieza del hígado y la vesícula biliar es un proceso de depuración hepática profunda que consiste en la eliminación de toxinas del hígado, secreciones de la bilis que no han sido liberadas, arenillas o cálculos biliares. Esta limpieza es muy fácil de realizar y lo único que necesitas es tener voluntad para adoptarla como un hábito saludable de tu vida diaria. Para empezar, debes consumir en ayunas una cucharada de aceite de oliva virgen extra mezclada con una cucharadita de zumo de limón.

La combinación de estas dos sustancias estimula la vesícula biliar ayudando a eliminar todos los desechos allí acumulados. Este tratamiento se debe realizar todos los días en ayunas durante un mes completo sin descanso. Lo ideal es esperar como mínimo 15 minutos para desayunar, aunque preferiblemente se debe hacer 40 o 60 minutos después.

Al realizar este tratamiento para limpiar el hígado y la vesícula biliar es muy importante tener en cuenta que se pueden experimentar síntomas propios de la desintoxicación como, por ejemplo, diarrea o heces abundantes, gases, cansancio, falta de apetito, nauseas, cefaleas, mucosidades, mal olor corporal, orina muy oscura y olorosa, o erupciones en la piel, entre otros.

Estos síntomas son normales en este proceso, pues recordemos que esto implica la eliminación de toxinas y otros desechos que se han acumulado en nuestro hígado, como consecuencia de una mala alimentación, medicamentos, golosinas, comida rápida, grasas, alcohol, o tabaco, entre otros. Sin embargo, estos síntomas suelen aparecer solo en la primera semana de depuración y no todas las personas los experimentan.

Para contrarrestar estos síntomas en caso de llegar a padecerlos, se recomienda consumir de 2 a 4 vasos de agua con limón al día. Lo ideal es que el agua esté tibia, ya que esto apoyará al organismo en el proceso de eliminación de toxinas de todo nuestro cuerpo. Para preparar la limonada debes utilizar agua de alta calidad, el jugo de 2 limones y opcionalmente lo puedes endulzar con un poco de miel.

Esto permitirá que la vesícula se relaje, reduciendo así la inflamación y la sensación dolorosa que causa la presencia de cálculos en la vesícula.

MIRA EL SIGUIENTE VIDEO PARA LA RECETA:

Gracias por visitarnos, recuerda compartir con tus familiares y amigos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *