POR ESTO SE NOS DUERMEN LAS PIERNAS CUANDO ESTAMOS EN EL BAÑO 

Seguramente alguna vez te ha ocurrido que has estado varios minutos sentado en el baño y al cabo de un tiempo, se te empiezan a dormir las piernas. Esto es entumecimiento debido a que estas mucho tiempo sentado en el «trono», pero ¿Conoces la razón por la que se te duermen las piernas después de un largo tiempo en el baño? Nos hemos tomado el tiempo de recolectar y armar una publicación con las razones de por que te sucede esto, para poder aclarar todas tus dudas de por que se nos duermen las piernas cuando estamos mucho tiempo sentados en el inodoro.

Sin lugar a dudas, esto nos ha ocurrido a la mayoría, y hasta me animaría a decir que a todos, que cuando nos pasábamos mucho tiempo sentados en el baño, comenzábamos a sentir como nuestros pies y piernas se entumecían y no respondían como deseábamos. Para esto existe una explicación científica que te vamos a contar a continuación. Cuando te sientas en el inodoro, es probable que tiendas a encorvarte hacia adelante. Esto genera una presión en los nervios pélvicos, haciendo que el flujo de sangre hacia estos se vea ralentizado.

Esta opresión ocasiona que se te duerman la pierna y los pies. Conocida como «sensación de hormigueo«, esta molestia es la que te dificulta levantarte del inodoro una vez hayas terminado de hacer tus cosas, provocándote la sensación de que te vas a caer o de no poder caminar.

También hay que considerar que el inodoro tiene un hueco, haciendo que el peso de nuestro cuerpo caiga sobre nuestras piernas, lo que ejerce presión sobre las arterias, las cuales tienen la función de enviar oxigeno hacia los nervios de nuestro cuerpo.

Por esto se nos duermen las piernas cuando estamos en el baño.

Seguramente alguna vez te ha ocurrido que has estado varios minutos sentado en el baño y al cabo de un tiempo, se te empiezan a dormir las piernas. Esto es entumecimiento debido a que estas mucho tiempo sentado en el «trono», pero ¿Conoces la razón por la que se te duermen las piernas después de un largo tiempo en el baño?

Nos hemos tomado el tiempo de recolectar y armar una publicación con las razones de por que te sucede esto, para poder aclarar todas tus dudas de por que se nos duermen las piernas cuando estamos mucho tiempo sentados en el inodoro.

Sin lugar a dudas, esto nos ha ocurrido a la mayoría, y hasta me animaría a decir que a todos, que cuando nos pasábamos mucho tiempo sentados en el baño, comenzábamos a sentir como nuestros pies y piernas se entumecían y no respondían como deseábamos. Para esto existe una explicación científica que te vamos a contar a continuación.

Cuando te sientas en el inodoro, es probable que tiendas a encorvarte hacia adelante. Esto genera una presión en los nervios pélvicos, haciendo que el flujo de sangre hacia estos se vea ralentizado.

Esta opresión ocasiona que se te duerman la pierna y los pies. Conocida como «sensación de hormigueo«, esta molestia es la que te dificulta levantarte del inodoro una vez hayas terminado de hacer tus cosas, provocándote la sensación de que te vas a caer o de no poder caminar.

También hay que considerar que el inodoro tiene un hueco, haciendo que el peso de nuestro cuerpo caiga sobre nuestras piernas, lo que ejerce presión sobre las arterias, las cuales tienen la función de enviar oxigeno hacia los nervios de nuestro cuerpo.

¿Cómo terminar con el hormigueo?

Una manera fácil y rápida de recuperar la sensación en las piernas y los pies, lo mejor es estirar lentamente y caminar de a poco. Normalmente, luego de un par de minutos, este entumecimiento ha desaparecido por completo. Si se te hace difícil ponerte de pie, puedes sentarte derecho o intentar caminar unos pocos pasos.

¿Debería preocuparme?

Como ya te dijimos anteriormente, solo se trata de una sensación de hormigueo que desaparece luego de pocos minutos, por lo que no debes asustarte. De la misma manera que apareció, desaparecerá.

Algo importante que tienes que saber es que si el hormigueo no desaparece luego de una hora, puede ser que tengas otro problema mas grave. Para esto, deberás asistir a una consulta con tu medico, ya que enfermedades como la diabetes o la esclerosis múltiple podrían provocar esta sensación.