REDUZCA SU PRÓSTATA AGRANDADA TOMANDO ESTE TÉ

Tan conocida como nutritiva, la ortiga es una planta que aporta múltiples beneficios a nuestro organismo. Aunque existen varias especies de ortiga, la verde o mayor es la que usualmente se emplea en los remedios caseros para toda clase de dolencias y problemas de salud.

Además de ser un ingrediente usado en la cocina, presenta propiedades depurativas, astringentes y diuréticas. A continuación, exponemos sus beneficios y cómo ha de ser usada.

Conocida también como Urética, por su género y pertenecer a la familia de las urticáceas, es una planta caracterizada por su peculiar aroma y hojas cubiertas con una capa de pequeños pelos urticantes que liberan una sustancia alcalina. También era conocida como la planta de los ciegos, pues no es necesario verla para notar su particular textura.

MIRA LA RECETA EN EL SIGUIENTE VIDEO:

Cómo Reducir Tu Próstata

Sus propiedades remineralizantes y depurativas proveen a nuestra salud de múltiples beneficios, que van desde aliviar los trastornos digestivos, anemia o agotamiento físico, dolencias musculares y reumatismo hasta los problemas dermatológicos. Como medicamento natural son muchísimos los tratamientos a base de ortiga por sus efectos positivos y alto poder de curación.

¿Cómo preparar ortiga para la próstata?

Puede tomarse de diferentes maneras. Lo más cómodo es comprar en parafarmacias o herboristerías cápsulas de ortiga que ya vienen preparadas con dosis adecuadas de este compuesto. Sin embargo, también es posible beneficiarse de sus propiedades preparando una infusión.

Infusión de ortiga para la próstata:

Para su elaboración, solo necesitas hojas o raíces de ortiga, aunque puedes incluso utilizar las dos partes porque ambas tienen las propiedades beneficiosas. La preparación es muy sencilla porque se elabora como una tisana normal, aunque sí hay que seguir una serie de pasos específicos si compras ya las bolsitas preparadas:

Utiliza unos guantes para que no notes el picor al tocar las ortigas. Lava las ortigas, siendo importante eliminar cualquier insecto o resto de producto que puedan tener si las has cogido directamente de una planta.

También las puedes comprar directamente ya limpias, pon a calentar agua, cuando el agua esté hirviendo, añade las ortigas y deja que hiervan. Mantén las ortigas en el fuego durante diez minutos aproximadamente. Notarás que es el momento de retirarlas del fuego porque el agua se pone de color verde claro, cuela la infusión y ya estaría lista para tomar.