MI BARRIGA DESAPARECIÓ

Si estas teniendo problemas para expulsar las heces, te recomendamos que tomes partida en el asunto lo antes posible para que no vaya a ocasionar graves consecuencias. El estreñimiento es una de las dolencias que con mas frecuencia ocurre, ya que no necesita de una enfermedad detonante, sino que varias causas, incluso ajenas a enfermedades pueden propiciar que ocurra.

En esta ocasión te queremos comentar cuales son las causas de que tengas estreñimiento y además te brindamos un excelente laxante casero para limpiar el colon y expulsar las heces rápidamente. Se considera que una persona padece de estreñimiento cuando la frecuencia de expulsar los desechos en la semana es inferior a tres. Es decir, el intestino retiene una excesiva cantidad de agua, lo que hace que las heces se endurezcan y por tanto sean mas difícil de expulsar.

Cuando esto ocurre, la frecuencia de expulsión es mínima, dado que esa función se ve afectada por el endurecimiento de las heces. El estreñimiento puede ser ocasional o crónico, siendo el crónico el que más nos afecta, ocasionando que las heces se mueva con gran lentitud a través del tubo digestivo, por lo que no pueden ser eliminadas fácilmente del recto.

De hecho no se suele tardar más de 15 minutos en prepararlo y además estos ingredientes tienen un precio más bajo con respecto a otros alimentos. Como resultado se obtendrá un desayuno perfecto para incluir en la dieta hipocalórica, pues es bajo en calorías y rico en beneficios para mejorar la salud.

INGREDIENTES:

  • 1 pizca de sal.
  • 500 ml de agua.
  • 1 taza de avena (105 g).
  • 2 cucharadas de miel (50 g).
  • 1 cucharada de canela en polvo (10 g).
  • 4 cucharadas de semillas de chía (40 g).
  • 2 cucharadas de esencia de vainilla (20 g).

PREPARACIÓN:

  • En una olla pequeña, calentar a fuego máximo el agua, la canela y la vainilla.
  • Una vez comience a hervir, reducirlo al mínimo y añadir la avena.
  • Dejar cocinar la mezcla durante 5 minutos más.
  • Pasado este tiempo, retirar del fuego, tapar la olla y que repose otros 5 minutos.
  • Añadir la miel, la sal y mezclar bien para integrar todos los ingredientes.
  • Servir en un tazón la mezcla y espolvorearle por encima las semillas de chía.
  • De forma opcional se puede tomar con frutos secos, fresas, moras, plátanos, entre otros.
  • No se aconseja acompañarlo con leche que tiene un aporte calórico muy elevado, aunque todo dependerá de cuán moderado seas y tus preferencias, claro está.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *