TRATAMIENTO DE LOS RIÑONES 

Tratamiento de los riñones y hasta la potencia masculina. Aunque es una fruta que puede pasar algo desapercibida porque no la solemos comer a diario y su sabor es algo especial, los dátiles cuentan con increíbles beneficios y propiedades. Ya puedes tomar buena nota para tener una mejor salud gracias a este alimento que, además, es muy versátil.

Debemos remarcar que se trata de un alimento estacional que lo tenemos durante el otoño y que viene de la palmera datilera. Por esto no es de extrañar que se use mucho en países donde este árbol es bastante abundante. La verdad es que el dátil es un fruto de hace mucho tiempo, es decir, de hace más de 50.000 años.

¿Cuáles son las ventajas de degustar dátiles?

Reducen el colesterol malo:

Entre estos beneficios hay que resaltar que reducen el colesterol malo porque según diversos estudios dan a conocer que ayuda a mantener a raya el colesterol y esto también está relacionado con los riegos de las enfermedades relacionadas.

Mejoran la digestión:

Los dátiles ofrecen mayor cantidad de beneficios y por esto es de resaltar que mejoran la digestión y también previenen el estreñimiento.

Esto es porque tienen una buena cantidad de fibra y esto ayuda a regular nuestro sistema digestión, a controlar el hambre porque ofrecen saciedad, y todo ello, además, ayuda en gran medida a reducir el riesgo de desarrollar enfermedades como el estreñimiento.

Poseen variedad de vitaminas y minerales:

Estos beneficios surgen porque posee variedad de vitaminas y minerales, tales como la A, lo que previene de tener enfermedades relacionadas con los ojos, vitamina B5, que controla el sistema nervioso, o minerales como el calcio, que es realmente bueno para fortalecer los huesos, en determinadas edades como la infancia o bien cuando ya somos más mayores para evitar fracturas.

Controla el azúcar en la sangre:

Los dátiles y diabetes son posible de combinar sin tanta complicación. Puede controlar el azúcar en la sangre gracias a su fibra además que tiene bajo índice glucémico.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *